Una anécdota conmovedora la que toca contar sobre Leo Messi: El delantero argentino del Barcelona dedicó el primero de sus tres goles del sábado ante Osasuna a un niño marroquí de 11 años al que le amputaron las dos piernas.

“Mañana lo hacemos”, dijo Messi a Soufian Bouyinza el viernes, según revela el diario barcelonés “La Vanguardia”.

La historia es así: En enero, el muchacho, que camina con ayuda de unas prótesis, conoció a Messi, con el que estuvo jugando con la pelota. “Aquel día, Messi vio en Soufian un ejemplo de superación, un pequeño Oscar Pistorius decidido a superar barreras a base de esfuerzo e ilusión”, dice el diario.

Resulta que TV3, la cadena de televisión pública de Cataluña, está rodando un documental sobre Soufian y el viernes volvió a unir al chico con la estrella del Barcelona, que se ofreció a dedicarle un gol: El argentino se tocaría las piernas como código para que Soufian supiera que el tanto era para él.

Por eso, tal como reseña DPA, cuando Messi marcó el primero de los tres goles en el 8-0 a Osasuna, se golpeó los muslos después de santiguarse y elevar al cielo sus dedos índices, como hace siempre. Acá el vídeo (en catalán) donde se ve claramente el gesto del futbolista:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=gghO0uRvhjs[/youtube]