El joven aseguró que con su participación buscaba demostrarle al mundo que “nada es tan grande como para no intentarlo”

Las redes sociales se inundaron de afecto por el venezolano de 36 años y diagnóstico de retraso motor, como una muestra de retribución ante el ánimo que él transmite con ímpetu, constancia y disciplina.

Tras 15 horas y 22 minutos de recorrido, el venezolano Maickel Melamed cruzo la meta del Maratón de Nueva York, con lo que completó la distancia de 42 kilómetros, reseñó El Universal.

Al inicio de la carrera, el joven aseguró que con su participación buscaba demostrarle al mundo que “nada es tan grande como para no intentarlo”. “Este maratón es la plataforma internacional perfecta para traer un mensaje, un lugar donde fluye mucha gente de muchos países con deseos de lograr cosas. Es un ambiente espectacular y creo que es uno de los maratones más emblemáticos del mundo”, añadió.

Las redes sociales se inundaron de afecto por el venezolano de 36 años y diagnóstico de retraso motor, como una muestra de retribución ante el ánimo que él transmite con ímpetu, constancia y disciplina.

A lo largo del trayecto recibió aplausos de numerosos espectadores que quedaron anonadados con su esfuerzo y ejemplo.

“Nada es tan grande como para no intentarlo”, fue la máxima de Melamed y de cientos de miles que como él, enfrentaron ( y enfrentan) los retos propuestos. Más de veinte mil personas siguieron, en algún momento del día, la transmisión en vivo del recorrido.

Cientos de corredores venezolanos aguardaron el arribo de Maickel a la meta para ponerse sus respectivas medallas, entre ellos el periodista Alberto Camardiel, primer venezolano, y segundo latinoamericano en cruzar la meta.

El keniano Geofrey Mutai fue quien rompió la cinta en la línea de llegada de la competencia esta mañana, con registro de 2:07:043.