La polvorosa de pollo es un plato típico de la cocina venezolana. Consiste en una especie de empanada o pastel relleno de pollo guisado.

La mayoría de las fuentes coinciden en decir que es un plato que tiene su origen en la época de la colonia. Lo cual no está demostrado pero que por sus caracteríasticas e ingredientes es bastante probable.

La polvorosa de pollo es un plato que tiene semejanzas con populares platos españoles,  como las empanadas.

La particularidad de este plato es la textura de su masa que se deshace en la boca y es granulosa.

Se hace en Venezuela una galleta dulce que tiene esa misma textura, porque está hecha con ingredientes similares, llamada polvorosa y el plato salado parece una fusión entre esa masa dulce con un relleno salado.

Es probable que la galleta dulce llamada polvorosa tuviera su origen en una pasta semejante, típica de Castilla y León (España) que tiene una textura similar y llamada polvorón.

Las empanadas españolas, son un plato que se creó pensando en que se pueda comer con las manos para cuando la gente tenía faena en el campo. Pero la polvorosa por esa facilidad con la que se desmorona no puede ser comida de esta manera. Especulo que probablemente alguien aprovechó restos de la masa del polvorón con un guiso de pollo sobrante de otra comida, muchos platos han nacido de esta manera y es el resultado es un nuevo sabroso plato.

La polvorosa es un plato elaborado, que no dificil, ideal para celebraciones. Su guiso es muy rico en sabores contrastantes, características típica de muchos platos de la cocina venezolana, y la masa debe tener el punto preciso para que quede con la textura que le da su nombre.

INGREDIENTES:

Para el guiso de pollo:

  • Una cebolla
  • 1/2 pimentón (pimiento) verde.
  • 1/2 pimentón (pimiento) rojo.
  • 3 dientes de ajo.
  • Un puerro.
  • Una pechuga de pollo.
  • 1/4 de taza de sirope de papelón.
  • 1/2 taza de tomate frito.
  • 1/2 taza de vino dulce.
  • 1/2 Taza de pasitas.
  • 1/2 Taza de aceitunas sin hueso.
  • 1 cucharadita de orégano molido.
  • Sal.
  • Pimienta negra recién molida.

Para la masa:

  • 2 1/2 tazas (400 grs. ) de harina de repostería
  • 1/4 de taza de sirope de papelón
  • 1 cucharada (10 grs.) de polvo para hornear
  • Una pizca de nuez moscada rallada
  • 100 g. de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 yemas de huevo
  • 1/4 taza (50 grs.) de vino blanco
  • 1/4 taza (40 grs.) de aceite

PREPARACIÓN:

Del sirope de papelón:

Corta el papelón en pequeños trozos, colócalo dentro de una olla y agrega la misma cantidad de agua.

Por ejemplo, si hay 250 grs de papelón, coloca 250 grs de agua.

Cuando rompa a hervir, deja cocer a fuego medio hasta que quede un sirope ligeramente espeso.

Deja enfriar y reserva.

De la masa:

Mezclar en un bol los ingredientes secos: la harina, el polvo para hornear, la sal y la nuez moscada rallada.

Agrega la mantequilla a temperatura ambiente.

Con un cuchillo de mesa corta la mantequilla para que se una a la harina formando unas bolitas.

Agrega las yemas de huevo, el papelón, el aceite y el vino.

Amasa ligeramente lo justo para que se integren los ingredientes.

Coloca la masa tapada con film en la nevera por media hora.

Del guiso de pollo:

Corta la verdura en cuadritos pequeños.

Sofríe, agregando una pizca de sal, en el siguiente orden: cebolla, pimentones (pimientos), ajos, puerros.

Cuando esté sofrito, coloca la pechuga de pollo entera dentro de la olla, previamente salpimentada.

Agrega 1/2 taza de agua, por el fuego muy bajo y tapa, hasta que la pechuga esté completamente cocida.

Saca la pechuga y cuando esté fría, esméchala.

Enciende nuevamente el fuego a la olla donde ha quedado la verdura y agrega el pollo ya esmechado.

Agrega el tomate frito, el vino, el orégano, las pasas, las aceitunas, el papelón y cocina por 10 min. a fuego medio.

Deja enfriar y reserva.

Hacer la polvorosa:

Yo utilizo un molde desmontable que es muy práctico para este tipo de preparaciones, pero también es útil un molde refractario que sea bajito, como el de hacer pie o quiche.

Precalienta el horno a 200ºC.

Saca la masa de la nevera y divídela en dos partes.

Usa tres cuartos de la masa para cubrir el fondo del  molde y un cuarto para la parte de arriba.

Estira la masa con un rodillo entre dos superficies plásticas, yo uso una bolsa de congelar abierta.

Coloca la masa en el fondo del molde y cubre las paredes hasta una altura de 5 cm aproximadamente.

No importa si haces remiendos con la masa porque no se apreciarán en el resultado final.

Encima, coloca el guiso y cubre con la masa restante.

Haz unos pequeños pliegues en los bordes a la masa para cerrarla bien y con un tenedor marca la masa por encima para que libere el vapor.

Introduce el molde en el horno, baja la temperatura hasta 180 ºC y hornea durante aproximadamente 30 min o hasta que esté dorada en la superficie.

CONSEJOS Y SUGERENCIAS:

1. Hacer una comida deliciosa también depende de utilizar buenos ingredientes. Para hacer esta receta utilizamos pollo de corral (criado por nosotros). No hace falta decir que el gusto se multiplica. Por supuesto, con un pollo del supermercado también puede ser un rico plato.

2. El secreto de la textura de la masa es que debe amasarse lo menos posible. Por eso en las instrucciones dice que en cuanto se integren los ingredientes, deja de amasar. Y cuando la saques de la nevera, estírala directamente con el rodillo sin amasar ni un poco más.

3. El papelón se consigue en las grandes superficies o en las tiendas de productos latinos.

4. Si no consigues o simplemente te da pereza preparar el sirope de papelón, puedes sustituirlo por azúcar blanca. Pero, recuerda que el sabor del papelón es más complejo.

5. Yo preparo el sirope de papelón, lo meto en una frasco y lo guardo en la nevera. Muchas de nuestras comidas a las que se le añade normalmente azúcar van mejor con un chorito de este sirope.

6. Si tienes una comida especial, puedes preparar con antelación la polvorosa, taparla con un film y hornear unos 45 min antes de servir.

PARA SERVIR:

La polvorosa es una comida bastante completa. Una ensalada sería su complemento ideal.

Al seleccionar un vino, recuerda que tenemos en el plato una combinación contrastante de sabores dulces, salados y ácidos, un vino blanco incluso con algo de barrica le iría bien. Un Chardornay o un Sauvignon Blanc.

Si prefieres optar por un tinto, busca uno sin barrica para que no apague los sabores del guiso.

Un espumante blanco o rosado, demi sec, sería una buena combinación, atrevida y rompedora.

Prepáralo, disfrutalo y cuéntame…

  • Vane

    Lo acabo de hacer y quedó delicioso!!

  • Lorenna

    Hola…de tooooooodas las recetas que he visto en internet, esta me parece la más clara de entener y esta buenisisma….queiro prepararlas para un examen en la escuela a la que asisto….me va a ir muy bien con esta receta….gracias…

    • Luislis Morales Galindo

      Seguro que te irá fenomenal, Lorenna. Cuéntanos qué tal te va.