El siempre revolucionario cantautor Pablo Milanés ha criticado el maltrato que han recibido las Damas de Blanco en Cuba.

Muestra de ello son sus nuevas y críticas revelaciones en una carta pública dirigida al periodista Edmundo García en Miami reseña:

“Cuando veo que unas señoras vestidas de blanco protestan en la calle y son maltratadas por hombres y mujeres, no puedo por menos que avergonzarme e indignarme y, de algún modo, aunque no estemos de acuerdo absolutamente, solidarizarme con ellas en su dolor …”

García, que intentó con bastante insistencia conseguir una entrevista con el autor de la famosa canción “Yolanda”, cuestionó en un artículo el comportamiento de Milanés en entrevistas a medios internacionales.

El famoso trovador se defendió en dicha carta sus entrevistas a la prensa en Estados Unidos explicando que:

“Soy yo el que me sirvo de esos periódicos para que difundan las entrevistas que en Cuba me están negadas y que sueño con que aparezcan en el Granma y las lea todo el pueblo y que un sólo periodista, uno sólo de los tantos miles que hay en la isla, tenga lo que hay que tener para dar a conocer lo que tantos años llevo expresando”.

Al presentarse en Miami fue aplaudido por más de 2.500 personas, muchos de ellos cubanos, en una gira que comenzó el sábado. En la misiva al periodista mencionado también admitió:

“Mis 53 años de militancia revolucionaria me otorgan el derecho, que muy pocos ejercen en Cuba, de manifestarme con la libertad que requieran mis principios y esa libertad implica que no tengo ningún compromiso a muerte con los dirigentes cubanos, a los que he admirado y respetado, pero no son Dioses, ni yo soy fanático, y cuando siento que puedo hacer un reproche y decir no, lo digo, sin miedo y sin reservas”.

 

Para rematar, en su declaración Milanes añadió contra los radicales:

“Tú vas al blanco o al negro, (más al negro que al blanco) y no tienes matices y los años irremediablemente te van a hacer aprender lo que es un verdadero revolucionario o inexorablemente vas a ingresar en ese mundo en el que he visto a tantos como tú, vagando, perdido en la nada”.