La Jornada Mundial de la Juventud 2011 ha llenado a la capital española de jóvenes peregrinos procedentes de diversas partes del mundo.

Es el caso del medio millón de latinoamericanos que llegaron a Madrid para participar en esta edición número 26 de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Los organizadores de las JMJ prevén que más de 1,5 millones de jóvenes se reunirán entre el 18 y el 21 de agosto para encontrarse con el Papa, de los cuales más de 400 mil serán latinos.

Los más numerosos: Los brasileros, con un total de 13.472 inscritos. México ocupa la segunda posición con 7.017 participantes, seguido por Argentina con 6.484 peregrinos, Venezuela con 5.527 peregrinos y Colombia con 3.685 participantes.

Para alojar a los feligreses de todo el mundo, la organización del evento habilitó 693 centros públicos, 790 espacios privados y otros 3.500 espacios entre pabellones deportivos, parroquias y colegios.

Los participantes en estas Jornadas serán atendidos por cerca de 30 mil voluntarios, 4 mil de ellos extranjeros, que están preparándose hace casi dos años para recibir e informar a los peregrinos.

Dicho grupo, será responsable también de tareas de traducción y logística, y se ocuparán de acompañar a las autoridades y de coordinar a los grupos.