Hace años España vio llegar a miles de inmigrantes ecuatorianos, que venían atraídos por el boom de la construcción, pero ahora la cosa es al revés: Ecuador se convierte en el destino de muchos españoles que buscan escapar de la crisis y se ven seducidos por el buen momento económico que vive el país sudamericano.

Así, según reseñan en el diario El Universo, que hasta el 1 de enero de este año 4.542 españoles ya habían emigrado a Ecuador, escapando de la crisis que golpea a su país, y la cifra va en aumento.

Las cifras arrojan además que en 2011 el número de españoles residentes en Ecuador era 3.548, es decir, 787 más que los registrados en 2010, cuando la Embajada de España en Quito tenía censados a 2.761 de sus ciudadanos.

El dato: Destacan en el mencionado diario que se trata de españoles nacidos en España, no de ecuatorianos que hayan obtenido la nacionalidad española.

Así se va confirmando que la historia es cíclica y España vuelve a ser un país de emigrantes que buscan mejores oportunidades en Latinoamérica… Esperemos que cuando vuelva la bonanza a esta tierra europea, también los latinoamericanos sean recibidos con los brazos abiertos, como históricamente se ha recibido a los españoles por tierras latinas.