Canciller Ricardo Patiño

Unas declaraciones del canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, en su visita a España pusieron en el ojo del huracán a la directiva del Banco Pichincha: El diplomático reveló en Madrid que la entidad financiera había comprado una cartera de deudas de ecuatorianos para “salvar la banca española”.

Dijo, además, a miles de migrantes congregados que “(…) tengan la seguridad que desde el gobierno vamos a tomar las medidas para que a ese banco (Pichincha) ni se le ocurra ir a cobrarles a ustedes, ni a sus familiares en el Ecuador, una deuda que tienen en España”.

Según Patiño, el gobierno de Ecuador “ve como una agresión sin nombre que un banco ecuatoriano venga a salvar a la banca española”.

Ante tales acusaciones el Banco Pichincha España emitió un comunicado en el que rechaza las críticas realizadas por el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño y las califica de “inoportunas” pues, para la institución financiera, “(Patiño) traslada afuera del país sus propias antipatías”.

“Banco Pichincha España es una entidad bancaria española, regida por la ley española, surpervisada y regulada por el Banco de España”, dice el comunicado, reproducido por la televisora pública, Ecuador TV.

El comunicado, en su parte central dice: “Las operaciones de compra de cartera son operaciones normales dentro del sistema financiero español. Banco Pichincha España, en esta capacidad, seguirá comprando cartera de acuerdo con la ley y procederá a seguir refinanciando en la medida de lo posible y a la capacidad de pago, las deudas que puedan tener las personas ecuatorianas, españolas y de otras nacionalidades con la banca a la que se le adquiere la cartera”.

“Damos a conocer que las deudas de los migrantes, contraídas en España con la banca española se rigen por las normas del país y no pueden ser fácilmente exigibles en el Ecuador”, explica el comunicado de Banco Pichincha España.

No obstante, el superintendente de Bancos y Servicios del Ecuador, Pedro Solines, dijo a la prensa ecuatoriana que no tiene una noticia formal de la compra de esta cartera, pero advirtió que se debe notificar sobre el refinanciamiento de la deuda a los compatriotas, reseñó la Agencia Andes.

“(Que el cobro de deudas) no abarquen gestiones de cobro con bienes aquí en el Ecuador, de lo contario sería traición a la patria y eso no lo vamos a permitir”, dijo el titular del ente regulador de la banca ecuatoriana.

Solines adelantó posibles sanciones en el caso de que Banco Pichincha incurra en alguna falta. “Puede ser una sanción económica, remoción de administradores o una sanción más fuerte”, advirtió.