La acepción de la palabra empanada procede del verbo empanar que según lo define el DRAE es encerrar algo entre dos panes para cocerlo en el horno o rebozar  un alimento en pan antes de freírlo.

De allí en adelante, los límites son aquellos que impone la imaginación. En Italia, Grecia, Reino Unido, Rusia existen preparaciones semejantes. De España, la gallega ha recorrido el mundo. Al otro lado del Atlántico, en nuestra latinomérica, las variedades y formas son numerosas. Desde México hasta Chile se comen empanadas de trigo o de maíz en diferentes formas y rellenas con los ingredientes propios de cada tierra.

El origen de la empanada, como el de casi todos los alimentos que preparamos, es difícil de rastrear. Las que comemos en latinoamérica son un legado cultural de los conquistadores españoles, quienes a su vez aprendieron a hacer empanadas de sus colonizadores árabes y de los judíos.

Por esa variedad, el título de este post va con su apellido al lado: “Empanadas venezolanas”.

Para mí la empanada es un plato de socorro, porque partiendo de una preparación base de la masa, el relleno puede ser cualquiera, muchas veces esos restos de una comida que no queremos desechar porque sientes la voz de tu mamá diciéndote al oído: “Es pecado botar la comida” (yo a mi madre la escucho continuamente). Lo cierto es que las cosas no están para excesos y a  todos nos viene bien aprovechar los recursos y ahorrar.

Estas empanadas cuya preparación hoy les explico fueron hechas con los restos de una albóndigas que sobraron de la comida. Lo suyo fue picarlas en pequeños trozos y, voila, he allí un relleno para empanadas y cena casi resuelta. Pero los rellenos de las empanadas pueden ser tantos como se nos ocurran, carne, pollo, pescado, queso, caraotas (frijoles negros), etc.

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 200 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 200 grs. de harina precocida de maíz amarillo
  • 40 grs. de harina de trigo
  • 4 grs. de levadura  química o impulsor

 

Para el relleno:

 

PREPARACIÓN:

1.- Mezcla por una parte todos los ingredientes secos, excepto la sal y el azúcar. Deshaz el azúcar y la sal en el agua. Luego agrega el agua a los ingredientes secos y amasa. Debe quedar la masa suave pero firme.

2.- Haz una bola pequeña de masa y en un trozo de material plástico, extiéndela hasta que quede un círculo fino de masa. Ayúdate, para extenderla bien, mojando la punta de los dedos en agua templada.  Pero, cuidado, sin pasarte, porque si se hace muy blanda el peso del relleno la puede romper. A mí me gustan las empanadas delgadas, así que el grosor del círculo es 1/2 cm.

3.- Para hacer este paso de la preparación, yo suelo utilizar una bolsa de congelación grande. La corto con una tijera y utilizo sólo una de las caras, la otra te servirá para futuras preparaciones de empanadas. Te quedará una superficie de plástico de unos 27×30 cm. aproximadamente. Antes de extender la masa es bueno preparar la mesa de trabajo con la superficie de plástico, un envase con agua templada para mojar los dedos y un plato redondo y hondo de unos 12 cm de diámetro,  para darle forma a las empanadas.

4.- Una vez extendido el círculo, coloca a un lado una cucharada de relleno

5.- Levanta la superficie de plástico y dobla haciendo un semicírculo.

6.- Con el plato hondo se cortan y cierran los bordes.

 

.- Y finalmente, se fríen en abundante aceite a fuego medio.

 

TRUCOS Y CONSEJOS:

1. Agregar el azúcar y la sal al agua y no a la harina es un truco de mi amiga del blog Cocina de Valen y que funciona perfecto para que al freír la masa no se rompa.

2. La levadura química o impulsor es eso que mucho conocemos como polvo de hornear. A los venezolanos les resultará extraño que lo agregue a la masa. La razón es porque en España la harina de trigo común no suele traer leudante, al agregar la harina de trigo se hace que la masa sea más suave y con la levadura se hace que sea más esponjosa.

3. La cantidad de azúcar y de sal siempre es referencial. Para mí estas cantidades son justas, porque me gusta que la masa tenga el puntito justo de dulce, pero hay a quien le gusta que la masa sea más dulce y tenga un “alto contraste” de sabor con el relleno.

4. La cantidad de agua también es relativa. Cuando yo utilizo rellenos “salsosos”, lo cuelo y separo lo sólido de lo líquido, porque si el relleno tiene mucha agua se rompe la empanada. Algo del líquido (unas tres cucharadas) de la salsa se lo añado a la masa para hacerla más sabrosa, con lo cual, debo agregar menos agua. La textura de la masa debe ser la de un trozo de plastilina, suave pero firme, si queda muy floja es más difícil trabajarla, recuerda que al extenderla, te ayudarás con otro poquito de agua.

5. La harina de maíz precocida se consigue en variedad amarilla y blanca. En España se consigue en las principales cadenas de alimentación. Si no, en las tiendas latinas de alimentación se puede conseguir porque es un ingrediente esencial de nuestra comida. Pero, recuerda, tiene que ser precocida, porque existen otras variedades de harina de maíz.

 

A LA HORA DE SERVIR:

La empanada es una comida muy completa que comprende una ración de carbohidratos y de proteínas. El balance perfecto se logra acompañándolas con una ensalada fresca, por ejemplo.

Para beber, si optas por un vino, hay que tener en cuenta dos cosas, el dulce de la masa y que el relleno es graso y condimentado. Para armonizar con el dulce iría muy bien un espumante demi-sec o un frizzante que es fresco, tiene poco alcohol y es perfecto en verano. Para maridar por contraste, si eres más de tinto, va bien con un vino de cosecha (sin barrica) que no sea demasiado seco, sino más bien con mucha fruta.

Y pues, ahora a hacer empanadas y a disfrutar.  Cuéntenme que tal les va.

 

  • Gysell Cobos

    Muy ricas!! Yo recomiendo estos 10 postres que puedes preparar con chucherías venezolanas —> https://www.rootsalad.com/postres-chucherias-venezolanas/

  • Raquel Alfonzo de Mata

    Hola desde Venezuela 😀 Llegué por aquí buscando ideas para los rellenos de las empanadas. Me ha costado tener tiempo para escribirte pero sentí que era necesario después de leer algunos comentarios mal intencionados. Primero quiero felicitarte por el trabajo: la investigación, la selección de imágenes, el detalle de ir paso a paso y los tips. Segundo, ya que tienes la posibilidad, alentarte a que sigas compartiendo de lo mejor que tenemos para dar. Hoy día, en el que nuestro país atraviesa uno de los momentos más difíciles, en los que nos vemos afectados en todos los ámbitos me da mucha tristeza que gente como tú (de mente abierta y elástica) esté fuera y que aquí en su mayoría los que están son como las súper venezolanas que te escribieron criticando. Yo he compartido con muchas personas extranjeras y tengo algo de idea de que unas lechugas frescas con mostaza dulce, queso picado y una copa de vino, y nada más, son una combinación excelente. Me hicieron recordar a una amiga de otro estado que no supo entender que a lo que ella llamaba aripo yo lo conocía como budare y eso le causó gran disgusto… No pudo sencillamente enriquecer su vocabulario, yo tenía que dejar de decirle budare. En fin, son personas que no pueden ver más allá de su nariz y que quizás ni han salido a recorrer otras localidades. Es como las hallacas, que cada región tiene su forma de prepararla y rellenarla; no sólo Caracas es Venezuela. Hay rellenos de hallacas que a mí me parecen raros, pero respeto que esa sea su tradición. Y simple, sino quiero no la como. Yo creo que así como nuestra transculturización del hot dog, tú al sugerir acompañar la empanada con vino, sólo has puesto un poco de esa nueva cultura que te empapa enriqueciendo tu versión de la empanada que me parece muy interesante. Yo me he criado en Margarita acá se les pone azúcar a las caraotas y las empanadas las endulzan con papelón… Lo de las caraotas lo digo porque una vez en casa de mi papá, (en el llano- Portuguesa) me sirvió caraotas y me ofreció picante y yo le dije: “nooo GRACIAS, mejor azúcar”… Y me dijo: “Pero si ya eres Margariteña”… Otras personas la comen con queso y de mi esposo me enamoré mientras las sofreía con mayonesa y trató de convencerme de que así eran deliciosas (en el momento no le creí, pero me activó la curiosidad y sí lo son). Así también la chicha, el pasticho, el mondongo, la arepa tienen su particularidad regional. Acá no se consigue casi nada de productos de comida, ni medicinas, ni nada… Pero cuando puedo, también uso harina de trigo leudante y lo del azúcar y la sal al agua me llegó como un dato cargado de bendición porque a veces se me rompen. Un abrazo enorme. Triunfa, y se todo lo grande que puedas ser. Eres mejor que venezolana, eres pluricultural. Dios te bendiga <3

  • Elena Brito

    ¡Hola!

    He llegado aquí buscando la receta de las empanadas semidulces porque mi mamá las hacía así y eran PERFECTAS, he probado de los dos tipos y yo definitivamente me quedo con las que les echan harina de trigo y un pelín de azúcar… la suavidad y el dulzor de esa masa con el contraste salado del relleno esta de muerte lenta.
    Me apunto la receta para poder hacerla en cuanto tenga un tiempito.
    Muchísimas gracias por hacer este post y porque después de tanto tiempo de buscar esta receta con este tipo de ingredientes por fin la haya podido encontrar.

    Un abrazo enorme de otra venezolana como tú en España. 🙂

    • Sabores Venezolanos

      Elena, muchas gracias por tu mensaje. Un abrazo grande y que te queden esas empanadas “de muerte lenta” como dices jajajaja.

  • Any

    Soy Venezolana de caracas y mi madre y yo haciamos casi 2000 empanadas al dia.. y eso de la levadura y tanto de harina de trigo?? QUE locuraa!!! Yo hago EMPANADAS VENEZOLANAS!! ESTO ES UN DISPARATE Y LOS GUISES TIENEN SU SECRETOO..

    • Sabores Venezolanos

      Any, respeto tu opinión, pero ten en cuenta que 40 grs. de harina de trigo son apenas dos cucharadas y en cuanto a la levadura, impulsor químico o polvo de hornear como también es conocido, es porque en España es más popular la harina para “todo uso” que no tiene nada de leudante.

    • Eli Cabarcas

      ANY tu que eres experta en empanadas: q se le hecha a las empanadas para poderlas congelar y q no se cuarteen o rajen??

      • Sabores Venezolanos

        Eli, aunque no me preguntas a mí, te cuento mi experiencia. La manera que mejores resultados me ha dado con la harina de maíz en empanadas, hallacas y bollos es congelarlos crudos. Así, cuando los cocinas no se cuartean.

    • Andrés Alejandro Blanco

      Hola Any!!!
      una consulta, aprovechando tu experiencia, ¿cómo haces para que la “piel” de la empanada se separe de la masa? Muchas veces al comer empanada veo eso y me parece increíble ese efecto…
      No sé si me expliqué bien. gracias!!!

  • Carmen

    Me encanta que te hayas tomado el tiempo de tomar las fotos de cómo hacer las empacadas venezolanas, gracias gracias. Igual que tú vivo lejos de Venezuela y es un lujo comer empanadas. Voy a poner en práctica los truco que has dado, miles de bendiciones para ti.

    • Luislis Morales Galindo @saboresven

      Gracias a ti por leernos, Carmen. Amén y un fuerte abrazo.

  • Gabriela

    Empanas con vino y ensalada?… Amiga, usted NO es Venezolana, y creame, las empanadas no son un plato de socorro. Venezolano que se respete, come empanada o arepa cinco de siete dias.

    • Luislis Morales Galindo @saboresven

      Estimada Gabriela, primero debo agradecerte tu comentario porque invita a una profunda reflexión. ¿Por qué las empanadas no se pueden combinar con vino y/o ensalada? He visitado bodegas de vino en España, Francia, Argentina y Chile y creo que una de las más placenteras visitas que he hecho a una bodega de vino la hice en Venezuela, en Carora, en Bodegas Pomar, el segundo día de mi estancia, para desayunar nos hicieron un desayuno con arepitas, cachapas, suero, queso venezolano y vino espumoso, sí, vino espumoso (como el champán), la combinación era perfecta para su propuesta que era justamente hacer ver que nuestra gastronomía está a la altura de cualquiera que se acompaña con un gran vino. Yo apuesto por eso, claro, si hay gente que lo prefiera con Cocacola o, mejor, café con leche, también respeto las diferencias.
      Con respecto a la comida de “socorro”, te ruego que vuelvas a leer mi post, dije “de aprovechamiento” eso quiere decir que con muchas posibilidades de relleno que nos “sobran” de otras comidas, podemos preparar una deliciosas empanadas. Muchos de los platos emblemáticos de grandes gastronomías han nacido para aprovechar lo que se tenía “por allí”, piensa en el cocido madrileño, las hallacas, las pizzas, los espaguetis a la putanesca y pare de contar.
      Y, por último, pero no menos importante, ya quisiéramos los venezolanos que vivimos fuera comer arepas o empanadas 5 días de 7, pero no tenemos los puestos de arepas y empanadas donde se preparan estas delicias como en nuestro país. Por eso tratamos las empanadas como un lujo, porque es una comida maravillosa que nos recuerda nuestras raíces. Un abrazo auténtico de una venezolana que desde la distancia trata de difundir nuestra deliciosa y grande gastronomía.

    • Sabores Venezolanos

      Estimada Gabriela, primero debo agradecerte tu comentario porque invita a una profunda reflexión. ¿Por qué las empanadas no se pueden combinar con vino y/o ensalada? He visitado bodegas de vino en España, Francia, Argentina y Chile y creo que una de las más placenteras visitas que he hecho a una bodega de vino la hice en Venezuela, en Carora, en Bodegas Pomar, el segundo día de mi estancia, para desayunar nos hicieron un desayuno con arepitas, cachapas, suero, queso venezolano y vino espumoso, sí, vino espumoso (como el champán), la combinación era perfecta para su propuesta que era justamente hacer ver que nuestra gastronomía está a la altura de cualquiera que se acompaña con un gran vino. Yo apuesto por eso, claro, si hay gente que lo prefiera con Cocacola o, mejor, café con leche, también respeto las diferencias.
      Con respecto a la comida de “socorro”, te ruego que vuelvas a leer mi post, dije “de aprovechamiento” eso quiere decir que con muchas posibilidades de relleno que nos “sobran” de otras comidas, podemos preparar una deliciosas empanadas. Muchos de los platos emblemáticos de grandes gastronomías han nacido para aprovechar lo que se tenía “por allí”, piensa en el cocido madrileño, las hallacas, las pizzas, los espaguetis a la putanesca y pare de contar.
      Y, por último, pero no menos importante, ya quisiéramos los venezolanos que vivimos fuera comer arepas o empanadas 5 días de 7, pero no tenemos los puestos de arepas y empanadas donde se preparan estas delicias como en nuestro país. Por eso tratamos las empanadas como un lujo, porque es una comida maravillosa que nos recuerda nuestras raíces. Un abrazo auténtico de una venezolana que desde la distancia trata de difundir nuestra deliciosa y grande gastronomía.

      • Andrés Alejandro Blanco

        Totalmente de acuerdo con Gabriela, la empanada con vino y ensalada pierde su toque autóctono y floklórico, para mi una empanada se come con una malta y salsa de ajo o guasacaca!!!!

  • Pingback: Receta: Empanadas Chilenas | Latinamente revista iberoamericana: gastronomía, turismo y más()

  • Naymaren1

    Hola, yo las preparo con papelón..una tía le agrega a la masa un topocho maduro cocinado y licuado

    • Sabores Venezolanos

      Naymaren1, lo del papelón lo he usado; pero la idea del topocho, nunca y debe darle un sabor dulce y particular. Lo probaré, gracias por compartir.

  • Pingback: El Hatillo, pueblo encantador de Caracas | The Luxury Journalism Blog()

  • Pingback: Receta: Arepas de chicharrón (cortezas de cerdo) | Latinamente()

  • Andreina P.

    …Hola!!! Lleguè por aquì hoy porque quise hacer algo diferente para la hora de comer..confieso no ser la CHEF empedernida, me gusta la cocina de ocasiòn..de tener la mesa especial para un dìa diferente..para compartir con mis amores (mi familia) o con mis buenos amigos..y hoy es uno de esos dìas!!! Sòlo quiero decirte que sòlo con leer la introducciòn que escribes para presentarnos un plato tan sencillo y tan tipico de nuestra amada Venezuela, ya merece tomarse el tiempo y quitarse cualquier resto de pereza para prepararlo..definitivamente ese detalle que nos regalas hace sentir orgullozo a cualquiera y nos obliga a prepararlo..Hoy es dìa de Empanadas en casa!!!!!!

    • @saboresven

      Muchas gracias, Andreina P., tu comentario es una buena motivación para seguir indagando sobre la comida latinoamericana. Esperamos tenerte de visita nuevamente y que nos cuentes cómo te quedaron esas empanadas.

    • Muchas gracias, Andreina P., tu comentario es una buena motivación para seguir indagando sobre la comida latinoamericana. Esperamos tenerte de visita nuevamente y que nos cuentes cómo te quedaron esas empanadas.