Si de los futbolistas latinoamericanos que juegan en la Liga española tuviéramos que hacer un “Dream Team”, sería más o menos así: Gustavo Munúa (URU); Daniel Alves (BRA), Javier Mascherano (ARG), Fernando Amorebieta (VEN), Marcelo (BRA); Ángel Di María (ARG), Diego Ribas (BRA), Alexis Sánchez (CHI); Leo Messi; Gonzalo Higuaín (ARG) y Radamel Falcao (COL).

Y es que para nadie es un secreto que en la Liga española se dejó sentir todo el poder latino del fútbol. Así, Leo Messi abanderó la Liga, donde también brillaron Radamel Falcao, Gonzalo Higuaín y José Salomón Rondón, artífice en la última jornada del gol que condujo al Málaga a la Liga de Campeones por primera vez en su historia.

Messi que marcó otro hito al ganar su quinto trofeo EFE al Mejor Jugador Latinoamericano, lideró un grupo de 95 futbolistas de América que participaron en la campaña 2011/12, correspondientes a Argentina (35), Brasil (26), Chile (4), Colombia (4), Costa Rica (1), Ecuador (1), México (5), Paraguay (3), Uruguay (13) y Venezuela (3).

Aunque lejos de Messi, el chileno Alexis Sánchez aportó 11 goles al Barcelona, si bien las lesiones frenaron su progresión. Su mejor recuerdo: el 10 de diciembre cuando dinamitó el clásico en el Bernabéu, donde anotó el gol del empate provisional y fue un quebradero de cabeza para los defensas blancos. Al final, 1-3 y el liderato para los azulgranas, como bien reseñaron en Futbolargentino.com

El colombiano Radamel Falcao protagonizó una campaña espectacular en su primera año en el Atlético de Madrid, que se lo trajo del Oporto pagando alrededor de 40 millones de euros con la esperanza de que hiciera olvidar al argentino Sergio “Kun” Agüero y el uruguayo Diego Forlán. Y lo consiguió.

Tercer anotador de la Liga, con 24 tantos, Falcao acumuló otros 12 en la Liga Europa, dos de ellos en la final contra el Athletic de Bilbao (3-0), y con un nuevo récord: máximo artillero del torneo por segunda temporada consecutiva.

Los venezolanos Miku, del Getafe, y José Salomón Rondón, del Málaga, también han sido dos piezas claves en sus equipos. El primero ayudó a la permanencia en Primera con 12 goles y el segundo entró en la historia del club al anotar en la última jornada la diana que valió la clasificación para la Liga de Campeones.

Otra sorpresa anotadora partió del mexicano Carlos Vela, que sumó 12 tantos al objetivo del club de seguir en la máxima categoría.

El brasileño Diego Costa, con 10 goles, aupó al Rayo Vallecano en más de un partido, lo mismo que su compatriota Jonas en el Valencia, que, como tercero de la Liga, accedió directamente a la Liga de Campeones.

El paraguayo Roque Santa Cruz aportó clase y siete goles al objetivo del Betis de asentarse en Primera, al que contribuyó el ecuatoriano Jefferson Montero, mientras el uruguayo Christian Stuani firmó nueve pero no evitó el descenso del Racing de Santander.

En otras demarcaciones, el portero uruguayo Gustavo Munúa fue un pilar en la clasificación, por primera vez, delLevante para la Liga Europa. Su colega chileno Claudio Bravo tampoco desentonó en la defensa del arco de la Real Sociedad.